Sedes Internacionales
Menú
Boletín de noticias
Si quiere recibir nuestro boletín de noticias, por favor, intorduzca su dirección de correo.
Ayuda online

Traductor

Lex-Artis-2013

Prólogo:

Es un honor para mí, haber recibido la gran responsabilidad de escribir el prólogo de este documento científico por segunda vez. Con el paso de los años, esta publicación ha reunido la esencia y “Leimotive” de uno de los encuentros profesionales más significativos del mundo de la medicina, y especialmente de los especialistas en dolor.

En el pasado documento hice referencia al dolor crónico como ese problema muy complejo que padece el 20 % de la población según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la evolución desde hace medio siglo hasta los avances más significativos al día de hoy, los logros alcanzados, así como el gran camino que hemos recorrido y el que nos queda por recorrer para lograr hacer visible lo invisible y mejorar la calidad de vida de aquellos pacientes que sufren dolor. Sin embargo en esta ocasión, quisiera hacer un reconocimiento a todas los facultativos que invierten lo más preciado de un ser humano: “su tiempo”, abusando del amor y comprensión de sus familias para invertirlo en una lucha por mejorar la calidad de vida de una población de enfermos especialmente sensibles y frágiles.

Enumerar lo que implica este esfuerzo titánico es una utopía, y es sin duda este documento el “culmen” de todo.

En esta ocasión se han recibido el doble de artículos que para la edición pasada, lo que ha hecho extremadamente difícil seleccionar los que se han considerado de mayor impacto y evidencia científica, no obstante se han enviado sendas cartas de agradecimiento a todos aquellos facultativos que con gran ilusión y generosidad han querido compartir su experiencia en forma de artículos y casos clínicos, y que lamentablemente, por motivos de espacio, no pudieron incluirse en esta ocasión. No obstante, para la próxima edición se está considerando la posibilidad de publicar dos tomos, ya que la sensación de impotencia ha embargado sin lugar a dudas a todo el equipo de revisión y edición a la hora de realizar la selección.

Organizar un evento como este en un enclave tan maravilloso como la isla de Menorca es un aliciente inmensurable, más aún, viendo la gran afluencia de profesionales junto con las grandes expectativas que se generan en torno a su realización, en un momento de crisis económica que no ha hecho mella en el interés y carácter de todos los profesionales que con gran esfuerzo y motivación se han inscrito en esta nueva edición.

Para tratar el dolor, es necesario medirlo, y esto es un auténtico reto para el paciente y el médico tratante. Medir los niveles del dolor a intervalos regulares después de comenzar su tratamiento, la monitorización de los cambios en la evolución partiendo de una identificación de la causa, que en muchas ocasiones no siempre es clara e incluso enmascarada por estrategias diagnóstico/terapéuticas no especializadas, determinan en gran medida el éxito o fracaso en el manejo del paciente y por tanto la confianza desilusión e incluso desesperación del mismo profesional.

El dolor sigue siendo “el gran desconocido” y en el mejor de los casos todo un reto para la medicina actual. El enfoque multi-disciplinar es sin duda la vía más apropiada para tratar al paciente en el que el dolor es su verdadera enfermedad. No obstante, exige también a los diferentes componentes del equipo entender que no basta un enfoque holístico del problema, sino también el compromiso de formación de cada uno de los profesionales implicados, mediante la ampliación e incorporación de nuevas herramientas diagnóstico-terapéuticas que mejoren también la seguridad en sus procedimientos e incluso permitan cambiar o replantear diagnósticos.

En esta edición del Pain Meeting, se ha incorporado por primera vez un taller de ecografía que sin lugar a dudas tiene su éxito garantizado. En este nuevo siglo hemos de pensar que las especialidades médicas deben abandonar sus “nichos” de compartimentación del enfermo, para apoyarse mutuamente en la ampliación del “cuerpo de conocimiento” de cada una, con lo que día a día especialidades como la radiología se van transformando en protagonistas de una medicina más intervencionista que clínica, y los anestesiólogos por ejemplo, en más clínicos que intervencionistas. El gran beneficiado de estos cambios es sin lugar a dudas el paciente, que dentro de un magma de conocimiento compartido podrá formar parte de la integración progresiva de todos los esfuerzos por generar nuevos enfoques que además de buscar nuevos tratamientos, se replanteen los diagnósticos mediante una reflexión dirigida por el hambre de aprender nuevas formas de hacer lo de siempre.

Este año, y en vista del espacio que deseamos rendir el máximo posible, he decidido reducir este prólogo con vistas a no privarnos de grandes trabajos que queremos y necesitamos publicar, y aún sabiendo que quedan muchas cosas en el tintero, prefiero, antes de finalizar estas líneas, dar las gracias a EFHRE, al Prof. Dr Jordi Moya Riera, por su lucha incansable contra el dolor y al brillante equipo y proyecto SineDolore, sin los cuales nada de esto sería posible.

Hasta pronto y muchas gracias.

Prof. Dr. D. Jaime Rodríguez Quintosa
Director de la Cátedra Universitaria de Investigación en Urgencias, Emergencias, Catástrofes y Cardioseguridad de la UCAM
Presidente Europeo de la European Foundation for Health, Research and Education (EFHRE)
Presidente de la Asociación Española de Emergencias 112 (AEM112)
Presidente de Honor del Scientific International Committee of Emergencies (SICEM)